Archivo de la etiqueta: Política

Margaret Thatcher: hierro de Marte y plomo de Saturno

margaret-time Margaret Thatcher: hierro de Marte y plomo de SaturnoMargareth Thatcher ha fallecido hoy a los 87 años de edad. La combinación del Ascendente en Escorpio (dominación, extremismo) con Saturno (severidad, responsabilidad, función paternal) conjunto al ángulo, planeta que pudo extraer las cualidades más extremas del signo ascendente, quedó definida en el sobrenombre de la “dama de hierro”, metal asociado a Marte, regente de su Ascendente, aunque también podríamos añadir el plomo, metal tradicionalmente asignado a Saturno. Estemos de acuerdo o no con sus políticas, hay que reconocerle que las aplicó contra viento y marea sin temor a no resultar “simpática” o impopular. Y es que Saturno en el Ascendente no confiere precisamente esta cualidad.

¿Sorprende que se tratara de una librana? La señora Thatcher tenía el Sol, efectivamente, en el signo de Libra, atribuido a la paz y la diplomacia. No me cabe duda de que la tuvo que ejercer con persistencia puesto que no fue sencillo para ella ascender en su partido, siendo mujer y más en aquellos años, cuando ahora todavía es complicado. Pero en ese mismo signo, acompañando al Sol y Mercurio en Libra en la Casa XI (grupos de afinidad, amistades; casa afortunada) encontramos también a Marte, el planeta guerrero. Ello sugiere el siguiente panorama: destacar (Sol) o ‘mandar’ en un grupo (XI) a través de los pactos (Libra) o amistades importantes; imponerse (Marte) personalmente (Marte es el regente de su Ascendente y por lo tanto el representante directo de su persona, su cuerpo en acción) en un grupo de afinidad. Los resultados fueron ambivalentes. Por un lado consiguió ser la líder de su partido y gobernar el país; por otro, fue expulsada por sus propios compañeros durante la tercera legislatura de gobierno. Si el Sol está en ‘caída’ en Libra, Marte está en su exilio; ambas indignidades describen su fracaso final en el seno de su grupo político. Creo también que el Sol en Libra (pareja, matrimonio) señala la relevancia de su matrimonio para su ascenso político y social gracias a la posición acomodada de Denis Thatcher.

La debilidad del Sol y del regente personal Marte está apuntalada, sin embargo, por una esplendorosa Luna al final del signo de Leo, muy cerca del Medio Cielo, representando la convicción y entusiasmo (elemento Fuego) que supo llegar a despertar en el público. Como mujer, ella misma encarnó esa Luna triunfadora, situada en lo más alto de la carta, que está en conjunción con una de las principales estrellas fijas: Regulus, que promete elevación y honores, no exentos del peligro de caída final. Estos honores están representados, además de la jefatura de Gobierno, en la ‘elevación’ nobiliaria que recibió de la reina. Marte, además, ‘atiende’ a la Luna, haciendo de custodio o doríforo de la luminaria (aunque la carta es de secta contraria), lo que representa un equipo (Casa XI) que trabaja para ella, que la asiste en su trabajo y representación; señala, pues, de nuevo, el mando que ejerció.

Pero Regulus no es la única estrella relevante en su carta. Thatcher también reúne en su carta a Spica, estrella muy benéfica, en conjunción con Mercurio así como Vega, muy relacionada con la política, en conjunción con Júpiter en Casa II pero en el III signo, relacionado con comunicaciones y discursos. Margaret Roberts, “la hija del tendero”, fue la primera primera ministra de la Gran Bretaña y más tarde fue convertida en baronesa Thatcher por la reina Isabel. Extraordinario logro, teniendo en cuenta además la clase social que suele predominar en política, y más todavía al considerar que ella fue la líder del elitista y aristocrático partido ‘tory’ en una Gran Bretaña mucho más conservadora y clasista que la actual.

Margaret-Thatcher_natal Margaret Thatcher: hierro de Marte y plomo de SaturnoLos astrólogos helenísticos establecieron la importancia de los regentes de triplicidad -según el estado en el que se hallen- de la luminaria principal de la carta para determinar la relevancia social de una vida y son estos regentes los que dan la dimensión de la carta que tenemos entre manos. La luminaria principal de esta carta es el Sol por tratarse de una carta diurna. Está bien situado en una casa afortunada, la XI, aunque en el XII signo. A pesar del exilio en Libra, que podría explicar quizá las condiciones desventajosas de partida de la ex mandataria, tenemos que sus regentes de triplicidad son Saturno, Mercurio y Júpiter. El principal de todos ellos es Saturno por ser el primero. Lo hallamos en conjunción a uno de los dos principales ángulos. La angularidad es lo que principalmente determina su fortaleza. Otro factor a su favor es que asoma por el horizonte, lo que mejora su posición en carta diurna, porque además accede a su casa de gozo, la XII. Saturno en Escorpio está peregrino, lo cual es otra debilidad esencial, pero nos encontramos con que establece una favorable relación de ‘franqueza’ con otro planeta débil, Marte exiliado en Libra. Ambos intercambian sectores zodiacales en lo que no llega a ser una recepción mutua en sentido estricto, pero que sin duda ayudó a consolidar su posición: Saturno está en el domicilio de Marte y Marte en la exaltación de Saturno. ¡Menuda alianza de dos maléficos! Siguendo con Mercurio y Júpiter, aunque no están en su mejor situación esencial o accidental (combusto y en caída respectivamente), ambos están en conjunción con estrellas fijas poderosas, las que he mencionado más arriba.

Para rematar este panorama, tenemos otro factor de realce de esta carta. Saturno, el planeta más angular y por lo tanto influyente en ella, primer y principal regente de la triplicidad del Sol, resulta que está, como el Ascendente, en grados Avatar. Margaret Thatcher encarna, pues, para el colectivo, convirtiéndose en una figura histórica, ese Saturno en Escorpio y todos los atributos que ostenta el maléfico mayor en el signo: alcanzó el poder en una de las etapas más deprimidas de la nación, con la economía tocando fondo y desplegó políticas de recortes (Escorpio) y privatizaciones profundamente conservadoras (Saturno), con un estilo ciertamente autoritario (combinación entre Saturno y Marte, ambos secos). Disminuyó el déficit, pero creció también la pobreza (Saturno) para la base de la población. Para bien o para mal, puso en práctica o materializó las energías que en ese momento predominaban en el colectivo. Ella es un ejemplo personal del implacable funcionamiento de Saturno en Escorpio, muy vigente ahora puesto que es en ese signo donde se ubica estos años el planeta.

margaret-thatcher_1725675c-300x187 Margaret Thatcher: hierro de Marte y plomo de SaturnoElla personalmente fue conocida como una persona austera y frugal (Saturno). Físicamente Saturno la marcó con un físico poco agraciado, aunque serio, con aura de poder; se ha llegado a hablar incluso de un cierto sex appeal vinculado a su temperamento autoritario que sin duda tuvo que ver con el Ascendente Escorpio. Venus también está en la I Casa pero ella no fue representativa de la belleza que se atribuye al planeta. Y es que Venus está en la I Casa y por lo tanto marca su físico, pero se halla en el II signo. ¿Cómo se combina esto? Con un embellecimiento que tiene que ver con un añadido, algo adquirido, una posesión (II signo): peinado, vestuario y joyas, tan importantes para ella.

La políticas thatcherianas de desactivación de lo público está en concordancia con una frase suya que resume uno de sus principales puntales ideológicos: “La sociedad no existe“. La sequedad de Saturno y de Marte, los dos planetas que, combinados, rigieron su vida, fomenta precisamente la separación, el individualismo y la ausencia de compasión, actitud que necesita la cooperación de la cualidad contraria a la sequedad: la humedad. Fomentó, pues, el más acerbo individualismo, un factor determinante para demoler la conciencia colectiva y de clase y por lo tanto, la fuerza sindical. El protagonismo de Marte nos recuerda que también fue la impulsora de la guerra de las Malvinas. Paradójicamente, su mensaje no fue realmente único ni independiente porque al fin y al cabo promovió políticas que también se fomentaron al otro lado del océano en las sucesivas presidencias de Reagan,  gran impulsor junto a Thatcher de la desregulación de los mercados financieros. Es decir, que siguió unas directrices que en realidad comenzaban a extenderse en los 80 en todos los países ‘avanzados’; ¿de dónde partieron, en realidad, dichas directrices? Su primera llegada a Downing Street la ganó con las elecciones del 4 de mayo de 1979, con el Sol también en grados Avatar (grados señalados en prácticamente todos los acontecimientos que verdaderamente marcan época) y en el signo de Tauro, tradicionalmente asignado a la banca y al poder económico.

Marte es también el regente de la Casa V, la de los hijos. Margaret y Denis tuvieron dos mellizos, niño y niña, y es sabido que fue el niño, el primero en nacer, el favorito de la madre. El querido Mark parece muy bien representado por este Marte -con quien incluso comparte la primera sílaba ‘Mar’- puesto que se ha visto involucrado en el pasado en la financiación de un intento de golpe de Estado en Guinea Ecuatorial. El dinero amasado tras el ascenso al poder de su madre y sin duda los poderosos contactos de la ex premier le ayudaron a eludir la prisión, aunque parece que el asunto todavía no está aclarado del todo.

Margaret_Thatcher-736x1024 Margaret Thatcher: hierro de Marte y plomo de Saturno
Extraordinario retrato de su etapa de ex, que resulta incluso majestuoso

Sin tiempo para profundizar más en este punto, el Nodo Sur de la Luna, que es el nodo ‘sin cabeza’ en la Casa III del pensamiento concreto me sugiere la enfermedad senil al final de su vida, porque además el nodo se halla en el IV signo, el de los finales. Saturno es regente de la III e indica su gran inteligencia y rendimiento académico, que además propiciaron su carrera puesto que su brillantez le permitió alcanzar la Universidad de Oxford. Marte, también almuten de esta casa, más débil, pondría la contrapartida de una comunicación algo brusca, dañina en definitiva también para ella así como el apuntalamiento de la enfermedad mental posterior. El eclipse prenatal está también en esta casa.

La muerte por infarto cerebral parece estar marcada por el tránsito de Urano en oposición a su Marte, que ya hemos visto que es su regente natal (y almuten de la carta) y uno de los regentes de la III, casa de los procesos mentales y que también se relaciona por ello con el cerebro. La muerte se ha producido repentina y bruscamente, como todo lo que trae Urano. Este planeta se halla en la IV Casa natal, apuntando ya un final rápido. La Luna en Piscis transitaba sobre este Urano esta misma mañana. Pero un tránsito de un planeta exterior no puede traer nunca la muerte si no está reforzado por otros elementos, como por ejemplo una dirección. Por ejemplo, su Ascendente dirigido por arco solar cuadraba Saturno, uno de los planetas ‘matadores’ y al mismo tiempo se hallaba muy cercano al eclipse prenatal en III.

Aún nos quedaba una estrella por desvelar: Fomalhaut, una de las cuatro estrellas reales de Persia, grupo del que forma parte Regulus, también presente en esta carta con la Luna. Fomalhaut se halla justo en la cúspide de la Casa IV, la del hogar, familia paterna, ancestros, pero también el final de la vida y la tumba. Es de esperar que la hija del tendero tenga un funeral y enterramiento digno de esta estrella.

20-N, jornada de inflexión

20-n-grc3a1fico-resultados-elecciones-generales-2011 20-N, jornada de inflexión
Fuente: El País

Las elecciones generales del pasado domingo han supuesto un cambio enorme en la distribución de fuerzas políticas en el Parlamento español.

Revisando lo dicho en el post anterior, se han cumplido los augurios de debilidad para el partido del Gobierno (PSOE), anunciados por las encuestas -otras veces no tan fiables- y sobre todo por ese Mercurio (Gobierno, PSOE) exiliado, lento y a punto de retrogradar de la carta de las elecciones 20-N. Sigue leyendo 20-N, jornada de inflexión

Jornada astrológica de reflexión

Explorando de nuevo la cuestión de si la carta de un evento puede representar sólo el acontecimiento en sí o un desarrollo más allá del día de su celebración, he estado “reflexionando” sobre la carta astral de las elecciones generales en España. Los colegios electorales abren al público a las nueve de la mañana, así que esa es la hora de la carta astral para las elecciones que se celebran mañana domingo. Esta carta parece ratificar la victoria del PP anticipada desde hace tiempo en las encuestas. Sigue leyendo Jornada astrológica de reflexión

Lunes plutoniano para Silvio Berlusconi e Iñaki Urdangarín

Aunque la actualidad informativa consistió el lunes en España en una larga cuenta atrás para el debate político nocturno entre los candidatos Rubalcaba y Rajoy, comentaré brevemente otros dos asuntos relacionados con dos destacados personajes: 1) la crisis aguda de gobierno con amenaza de pérdida de poder de Berlusconi y 2) el registro de la sede del Instituto Nóos en Barcelona por parte de la Fiscalía Anticorrupción, empresa a la que estuvo vinculado Iñaki Urdangarín antes de trasladarse a Washington DC. Ambos eventos tienen su nexo en el efecto de un tránsito de Plutón sobre la carta natal. En el primer caso, el aspecto es casi exacto y marca un día crítico; en el segundo, el aspecto está todavía formándose, aunque anuncia un hecho probable. Sigue leyendo Lunes plutoniano para Silvio Berlusconi e Iñaki Urdangarín

Reforma express de la Constitución española

La aprobación de la reforma constitucional que consagra el límite del déficit público estaba cantada; cuando se anunció la propuesta el pasado 23 de agosto, los dos partidos mayoritarios la tenían ya pactada en un acuerdo express, según los medios (sospechoso Mercurio opuesto a Neptuno). He tomado la hora viendo la votación en directo en www.rtve.es.

congreso_aprobacic3b3n-reforma-constitucic3b3n Reforma express de la Constitución española

La carta es elocuente. El regente del Ascendente Escorpio (signo de las deudas, préstamos, transformación, crisis y muerte) va a la casa IX, la del extranjero y también la de la Ley. Esto alude directamente al tema que tratamos, la escorpiana reforma de la ley máxima de este país: la Constitución, Ley de Leyes. Y digo escorpiana porque (y que me disculpen los nativos de Escorpio) este signo, sobre todo en Astrología Mundana u Horaria, suele tener un matiz traicionero o, suavizando la expresión, inesperado.

La casa IX está en Cáncer (signo de la nación, pueblo) y su regente, la Luna, va a la I (nación). Tenemos pues a ambos regentes en recepción (colaboración) mutua, pero indignos: tanto Marte en Cáncer como la Luna en Escorpio están en sus signos de caída, es decir, que colaboran pero quizá no precisamente para el bien de los interesados. La indignidad esencial (mala situación en signo) de ambos planetas indica la debilidad tanto de la nación (Marte) en estos momentos, a expensas de dictados extranjeros (Marte en IX) como de la legitimidad de dicha reforma (regente de la IX indigno), o también el disgusto del pueblo y su impotencia para hacerse oír por la clase política.

La Constitución, sacralizada e intocable durante tantos años, se revela en este acto como un instrumento que se puede “violentar” (Marte en IX) para “calmar” a unos poderosos, voraces y al mismo tiempo fantasmagóricos mercados, puesto que no es el pueblo, quien detenta la soberanía del Estado, el refrendador de dicha reforma. Es revelador, en este sentido, que en esta carta astral, la Luna, significadora en general del pueblo (las masas, el público), sea regente de la casa IX, es decir, la casa de la Constitución, con lo que queda patente la identificación recíproca. La caída, que es la condición de la Luna en Escorpio, en Astrología alude directamente a la pérdida de dignidad: cae quien ha estado en alto, quien ha confiado que en casa ajena podía vivir eternamente (exaltación). En este sentido la caída es cuestión de tiempo y revela una situación que nace amenazada. Esto es precisamente lo que parece estar pasando con la Constitución y con la democracia en estos tiempos y en estos lares.

En el instante en que el presidente del Congreso pronunció este mediodía que la reforma estaba aprobada (quedan pendientes otras ratificaciones en el Senado, etc.), la Luna hacía sextil partil y exacto (!) con el Sol en Virgo (signo asociado al socialismo), regente del MC (gobierno) y significador del gobernante. El Sol (protagonista en las cartas diurnas) está en la casa X (poder ejecutivo), pero en el XI signo y muy cerca de la cúspide de XI, la casa asociada a la Cámara Baja en Astrología Mundial; el sextil señala la facilidad y ausencia de obstáculos para la aprobación. ¿De dónde venía la Luna antes de este sextil? De hacer otro sextil a Plutón (plutocracia, el poder oculto transformador y destructor) retrógrado en Capricornio (empresas, instituciones) en la casa II (dinero), en el III signo del comercio interior y medios de transporte y comunicación, lo que me parece muy gráfico teniendo en cuenta que es precisamente la élite bancaria y empresarial (plutocracia) la que ha apoyado en este país la reforma. Otro elemento que ratifica este extremo es que el Sol está en trígono aplicativo a Júpiter retrógrado, regente de la casa II (dinero) y de la V (Bolsa). Por si fuera poco, los Nodos de la Luna, que son zona de eclipses y por lo tanto de oscuridad y cierto peligro, se sitúan en las casas II-VIII. La posición de Mercurio conjunto al Medio Cielo otorga protagonismo y relaciona las casas regidas por este planeta: la casa VIII (deudas, préstamos de la nación) y la XI (Congreso de los Diputados).

Hablando de eclipses, Marte se halla en el grado del último eclipse solar total, el del 11 de julio de 2010 en 19º de Cáncer. Los grados de los eclipses previos parecen ser zonas “sensibles”, quizá asociadas a las crisis y la oscuridad. Durante semanas me pregunté qué “algo” significativo podría suceder cuando llegara Marte a ese grado.

El pacto entre PSOE y PP no aparece muy claro en esta carta. El Sol (reg. del MC, gobierno) y Saturno, planeta asociado a la política conservadora (reg. de IV, casa de los partidos de la oposición), no se “ven” por estar en signos contiguos. Es decir, no se “entienden” ni se comunican. Revelador también que Saturno está en el signo de su exaltación (Libra) que es el de caída del Sol. Pero para la galería de los mass media (Neptuno en Acuario), para el negro sobre blanco, queda la apariencia del acuerdo: Mercurio en X (gobierno) opuesto a Neptuno en IV; y ¿qué es una oposición?: una enemistad tan íntima que obliga a una cooperación; esto, que se aplica al aspecto astrológico también debería darse en la oposición política. En sentido estrictamente tradicional (sin tener en cuenta a Neptuno), podríamos decir que hay cooperación o entendimiento entre el gobierno y la oposición conservadora porque Mercurio (casa X) y Saturno (casa XII) se “ven”, están en relación de sextil por signo.

Ahora, Neptuno retrógrado en IV indicaría una cierta falta de… ¿cómo decirlo?¿autenticidad? en la actitud manifiesta del principal partido de la oposición. Más allá del PP, esto tiene otra lectura: este Neptuno retrógrado en IV representaría a la oposición “fantasma” que hay en el Congreso, la de los diputados que, estando en contra de la medida, no se atreven a disentir por temor a las represalias de la dirección del partido (la llamada “disciplina de voto”) y a la precariedad resultante de lo que para ellos no es tanto un servicio al pueblo como un empleo en el que son asalariados. En un planeta clásico, la retrogradación implicaría replanteamiento y quizá arrepentimiento, cambio de decisión; tratándose de Neptuno, no sé si esto se llegará a manifestar abiertamente. Y la falsedad que los clásicos atribuyen a la retrogradación ya está implícita en el planeta.

Cuando se habla de “dinero” o de “economía”, también está implícita la autonomía que proporciona disponer de recursos suficientes; en sentido primigenio podríamos hablar de “subsistencia”.

foto_manifestacic3b3n-no-reforma-constitucic3b3n Reforma express de la Constitución española

¿Redundará el límite del déficit público por mandato constitucional en una mejora de la economía? No según este gráfico. La retrogradación de Júpiter, regente de la casa del dinero, indica que no otorgará el beneficio que promete -al ser un benéfico- y el hecho de que esté peregrino en VII (enemigos, tratados en el extranjero) implica la debilidad de quien se somete a pactos (VII) que no le favorecen y en los que tiene poca cuota de poder. El planeta peregrino tiene la dignidad de su dispositor, que en este caso es Venus (reg. de VII en Tauro), indigna también por su situación en Virgo (caída otra vez) y por estar combusta, oculta por los rayos del Sol ya que se encuentra en conjunción con él. El planeta combusto, en Astrología clásica, al no ser visible puede indicar secretismo, que podría ser el de los enemigos declarados (VII), pero también el de los pactos que se cierran en secreto, como el del PSOE-PP que se anunció ya consumado; se añade a esto que Venus también rige la casa XII, la de los secretos y enemigos ocultos. Una significación esencial de Venus es el dinero, el cash: antiguamente se usaba cobre, metal asociado a Venus, para acuñar monedas. Tanteando los límites de lo que esta carta puede describir, diría que Urano retrógrado en la casa V, únicamente mal aspectado con Plutón, no promete estabilidad en el ámbito de la especulación, es decir, en los temidos mercados. A la conflictiva cuadratura entre Urano y Plutón todavía le quedan unos años de recorrido.

¿Dónde se ve el límite del déficit público en esta carta? El gran trígono en signos de Tierra ya alude a lo que han llamado política del “ahorro” y a los acuerdos alcanzados (trígono), ya que a estos signos no les gusta “gastar”, sino acumular (preservar también, gestionar, administrar, las funciones por otro lado tan necesarias que cumple el elemento Tierra), pero este trígono lo forman el Sol (gobierno), Venus indigno (enemigos declarados, tratados extranjeros, enemigos secretos), Plutón (maléfico y retrógrado) y Júpiter (benéfico pero retrógrado, significador del dinero). Este grupo de asociados no parece una compañía muy recomendable para el Sol. También significativo aquí es Júpiter retrógrado, regente de la II (dinero) que queda opuesto a la Luna: el pueblo.

En la casa XII se encuentra Saturno, planeta asociado a la política conservadora (cercana a la patronal y la oligarquía, el actual neoliberalismo), y regente de la casa de la oposición (IV); la XII es precisamente la de su gozo en Astrología Tradicional, o sea, que aquí se encuentra cómodo. Además está en Libra, el signo de su exaltación: no es el dueño del signo, pero actúa como un huésped privilegiado. La casa XII ya he comentado que se refiere entre otras cosas a los secretos, lo oculto, el aislamiento, el “armario”. Allí, en esos signo y casa parece estar esperando el PP el momento de hacerse visible (programa, intenciones), que será probablemente el de la toma del poder al ganar las próximas elecciones.

Saturno es regente también de la casa III, los medios de comunicación. No todos, pero los principales y de más alcance han favorecido las consignas neoliberales a la hora de valorar la propuesta de reforma. Plutón retrógrado en Capricornio en el III signo podría hacer pensar en cierto trabajo de manipulación y/o de ocultación de información por parte de esos medios.

El anterior paso de Saturno por el signo de Libra (el de su exaltación) coincidió hace tres décadas con la implantación del neoliberalismo a través de las figuras de Reagan y Thatcher, impulsores de unas políticas desreguladoras de la economía financiera que obtienen ahora sus “frutos”. Tres décadas de dominio y crecimiento han procurado la hegemonía de la economía financiera o, lo que conocemos por otro nombre: “los mercados”, que hace tiempo ya que influyen en la legislación comunitaria europea. No pecaré de partidista si digo que es patente que los mercados dominan el mundo y los gobiernos; a estas alturas creo que no queda nadie ya por enterarse. En esta línea están actuando el Gobierno y el Parlamento español: no por iniciativa propia sino más bien por control remoto.

El próximo miércoles, día de la votación de la reforma en el Senado, la Luna vuelve a estar indigna: esta vez, en Capricornio, signo de su exilio, que es un peldaño más bajo que el de la caída. Es además el signo de Saturno.

En definitiva, un día histórico para una reforma histórica, y ya se sabe que la historia la escriben los vencedores en las guerras o los que dominan la cultura que, para el caso, es lo mismo. Desde el punto de vista de los partidarios políticos de la reforma, la enmienda constitucional es algo beneficioso para la nación y para el pueblo sobre y por encima de todo; desde un análisis astrológico, está bastante claro que no.

Éste no ha sido un post imparcial, pero es que la Astrología tampoco lo es.

Anuncio de anticipo de elecciones generales en España

Tras muchas especulaciones, rumores y presiones internas y externas, el presidente Rodríguez Zapatero anunció el pasado 29 de julio a las 12:45 h. en Madrid la fecha en la que se celebrarán las próximas elecciones generales en España, que en principio será el próximo 20 de noviembre.

Es llamativo que en la carta astral de este anuncio, la Luna, significadora del gobierno por ser regente del Medio Cielo, está vacía de curso, es decir, que ya no va a realizar más aspectos en lo que queda de recorrido en el signo de Cáncer, por lo que ya no hay soporte a iniciativas, tareas nuevas; la Luna, o el Gobierno, no puede hacer ya “nada” más que no sea terminar algunos asuntos pendientes hasta que no cambie de signo, es decir, de etapa: la convocatoria de elecciones y la nueva legislatura.

William Lilly dice en su manual de Astrología Horaria sobre la Luna vacía de curso que “la resolución de todo tipo de cuestiones resulta muy dificultosa (a menos que los principales significadores se encuentren fuertemente dignificados) (…) aunque algunas veces y, a pesar de estar vacía de curso, puede llegar a funcionar si se encuentra en el signo de Tauro, Cáncer, Sagitario o Piscis”. La Luna del anuncio está en Cáncer y angular, por lo que también guarda dignidad esencial y accidental, pero por otro lado, al vacío de curso de esta Luna podemos añadir algunas aflicciones graves más.

En este sentido, es revelador que la Luna se encuentra finalizando su fase menguante, a unos 17º de distancia del Sol, momento a partir del cual se considera a un planeta “bajo los rayos” del astro diurno, condición más debilitadora todavía para la Luna, cuya conjunción con el Sol (el ocultamiento de la Luna Nueva) supone la “muerte” simbólica. De hecho la siguiente Luna Nueva tuvo lugar al día siguiente del anuncio, el 30 de julio a las 20:39:47 CEDT. El último tramo de la fase menguante de la Luna simboliza lo que está acabando, lo que termina, análogo también a la situación del gobierno en el momento del anuncio, así como a la del propio presidente, que reveló que abandonaría la carrera política tras las elecciones.

La Luna también viene de hacer una cuadratura separativa (conflicto en pasado reciente) a Saturno, planeta análogo a la ideología conservadora que representa tanto a la parte de la población que se identifica con ella, más visible o fuerte por hallarse este planeta en Casa I (pueblo, nación), como a los grandes empresarios que recientemente constituyeron un lobby que inició su andadura precisamente pidiendo el adelanto de las elecciones generales. Por otro lado, Saturno también rige la V Casa en Acuario, asociada en Astrología Mundana a la Bolsa y la especulación, por lo que podríamos incluir a los famosos pero anónimos (Acuario) “mercados” en el frente representado por esta cuadratura, probable detonante del anuncio de elecciones anticipadas, cuando poco tiempo antes se había estado afirmando que se agotaría la legislatura. También es negativo que la Luna esté únicamente mal aspectada, lo que es señal de fuerte tensión y malestar, tanto para el gobierno como para el pueblo.

La entrada de Saturno en Libra en noviembre de 2009, en el signo de su exaltación (que le resulta muy favorable), ha supuesto la mejora de las expectativas electorales para los partidos conservadores (ahí tenemos también al Tea Party norteamericano dando guerra y anotándose tantos).

Es conocido en Astrología Tradicional que un planeta exaltado, como ahora Saturno en Libra, puede llegar a actuar con bastante prepotencia; es como el huésped que, aprovechándose de la hospitalidad de sus anfitriones, acaba apropiándose de la casa en la que ha sido tan bien recibido.

Volviendo al tema del anuncio, Mercurio (comunicación, prensa), aunque domiciliado, está lento y a punto de retrogradar, y para colmo en oposición partil a Neptuno, el planeta que desintegra lo que toca, significador de artificios y engaños. Venus, regente del Ascendente (nación, pueblo) está a cinco grados del Sol -y va todavía hacia la conjunción-, es decir, “combusta”, quemada… ¿Será por la indignación?

Recapitulando, cabe preguntarse si se mantendrá la fecha del 20-N para las elecciones generales, habiéndose efectuado el anuncio con la Luna vacía de curso y gravemente afligida y un Mercurio bajo sospecha, o si las malas condiciones en que se haya el luminar se limitan a representar muy adecuadamente al Gobierno socialista en esta etapa extremadamente crítica, tanto para la formación política como para el país, cuando ya nada constructivo se puede hacer hasta el cambio de etapa. Lo malo es que lo que le espera a la Luna al cambiar de signo (de etapa) es la combustión con el Sol, su muerte simbólica.

El 15M y los atacires del 0º Aries 2011

carteles-15m-sol1 El 15M y los atacires del 0º Aries 2011
15-M. Carteles en la Plaza Puerta del Sol, 18 de mayo de 2011.

Comento brevemente los atacires del 0º Aries para el día de hoy.

A 12 días del inicio del inicio del movimiento 15M, los Mossos d’Esquadra han intentado desalojar por la fuerza bruta a los acampados de Barcelona. Como bien ha comentado Cyklos en su twitter, el atacir de la conjunción Saturno-Luna ha llegado a la cuadratura con el marte del 0ºAries.

Que se haya manifestado la violencia en Barcelona por primera vez en los 12 días de “revolución” pacífica se puede explicar porque en su carta del 0º Aries Marte está conjunto al BC (a 46′), así que el atacir de Saturno y la Luna cuadra también este ángulo. Como Marte está más cerca del ángulo en Barcelona, la violencia se ha desatado allí antes. En la carta de Madrid, la distancia de Marte al BC es de 7º.

Como el atacir de Saturno cuadrando a Marte es ya separativo, me preguntaba por qué hoy y no ayer o anteayer. Creo que es puede ser porque el atacir de Plutón ha llegado hoy al Bajo Cielo de la carta del 0º Aries de Madrid, que es la carta que se levanta para dilucidar el año del país y de hecho, la Puerta del Sol es el epicentro de las protestas. El 0º Aries de Barcelona tiene el BC en 19 de Piscis, a donde llegará Plutón el 2 de junio, y el 3 a Marte.

Siguiendo con Plutón, expresa muy bien las fuerzas -destructivas- que se organizan ahora contra la acampada (expresadas en su carta “central”, la de Madrid): Plutón viene de la casa II (dinero), porque la exigencia se principalmente desde los negocios y comercios de la zona, que manifiestan haberse sentido perjudicados. Esperanza Aguirre en un estilo muy plutoniano, respaldando a los comerciantes, “exige” al ministerio del Interior el desalojo de la plaza, sabiendo que va a ser un trabajo algo… impopular.

Si las fuerzas del “orden” consiguen encender los ánimos de los “indignados”, se acabarían las protestas pacíficas y la violencia sería recíproca. Esto supondría un triunfo para las instituciones cuestionadas por el movimiento de protesta Demoracia Real Ya, puesto que ejercer cualquier tipo de violencia les deslegitimaría a los ojos del mundo que está observando todo en tiempo real.