Marte en Géminis y el escándalo del espionaje en las comunicaciones

El jueves pasado The Washington Post desveló el espionaje que el Gobierno de los EEUU está realizando a las comunicaciones de los ciudadanos de ese país a través de un programa secreto conectado a las principales empresas de Internet. El viernes, The Guardian publicó a su vez sobre la posible colaboración de la agencia británica de seguridad con la americana en ese mismo procedimiento. Fotografías, vídeochats, correos privados de millones de personas anónimas están siendo violentados y escrutados en nombre de la seguridad nacional. El escándalo ha sido monumental y supone una grave amenaza para la presidencia de Barack Obama, que se había manifestado públicamente en contra de estas prácticas, iniciadas -que se sepa- durante el mandato de Bush hijo, su predecesor.

Estas revelaciones ponen al descubierto lo que en el fondo ya sospechábamos, aunque no por ello resulta menos grave. Preocupante también que ahora la Comisión Europea se haga la ‘sorprendida’ de cara a la opinión pública, al anunciar que pedirá información a EEUU sobre lo sucedido…

La publicación de esta información, de la que se siguen teniendo novedades día a día, ha llegado durante el proceso de elevación heliacal del planeta Marte (violencia) en el signo de Géminis (información, comunicaciones). Ya mencioné en mi post del 18 de abril que Marte iba a estar oculto o semi oculto bajo los rayos del Sol durante una temporada y que el final definitivo de su ocultamiento se produciría a finales de junio, según el cálculo que escogí de una distancia de 17º grados por delante del Sol en sentido oriental: ese sería el momento de su elevación heliacal completa, comenzando a crecer en luz -y en influencia- a partir de entonces.

El momento de la elevación heliacal de un planeta supone lo que ejemplifica aquí este Marte en Géminis: lo que ha estado oculto se desvela; también la emergencia y protagonismo de una idea, información, hecho o ser humano significativa/o para el colectivo global en relación a los significados de planeta y signo.

La noticia ha saltado a la opinión pública, ha alcanzado la luz, el jueves 6 de junio, con Marte a 11º y medio de distancia del Sol, todavía bajo sus rayos, pero alejándose de él y por lo tanto, aunque no completamente visible, ganando visibilidad. El agente de la filtración es Edward Snowden, un ingeniero informático ex empleado de la CIA, que permanece refugiado o ‘semioculto’ en Hong Kong. Julian Assange, fundador de Wikileaks, filtrador de documentos oficiales y refugiado por su parte en la embajada de Ecuador en Londres desde hace un año, ha dicho del ex técnico de la CIA que es “un héroe que ha desenmascarado el insidioso estado de vigilancia masiva en el que vivimos“.

El engranaje astrológico en el que se ha conocido esta información parece un mecanismo de relojería: tenemos de fondo el contexto de la larga cuadratura (lucha, tensión) entre Urano (tecnologías avanzadas, globalizadoras) y Plutón (grandes poderes ocultos, manipulación), que representa una especie de ‘guerra’, no siempre obvia por el modo de actuar de Plutón, entre los ámbitos representados por ambos planetas y con las herramientas simbolizadas por ellos; creo que es a esto mismo a lo que estaría haciendo referencia Assange al decir “insidioso estado de vigilancia”.

publicación-espionaje-eeuu-eclipse-lunar-25-mayo-2013_tránsitos Marte en Géminis y el escándalo del espionaje en las comunicaciones

La cuadratura Urano-Plutón todavía tiene mucho recorrido porque forma aspectos exactos entre 2012 y 2015. Es en este periodo donde se van a sentar unas bases de funcionamiento para la próxima fase, que esperemos que resulten clementes con la población. La última cuadratura exacta se produjo el 21 de mayo pasado, pocos días antes de que saltara a la prensa la noticia del espionaje en las comunicaciones. Es más, cuatro días después, el 25 de mayo, tuvo lugar el eclipse de Luna en 4º 08′ de Sagitario, es decir, una Luna llena (oposición Luna-Sol) más intensa de lo habitual en eje zodiacal de información (Sagitario-Géminis), cuadrada a Neptuno (engaño), con la cuadratura Urano-Plutón todavía muy estrecha y partil. Bien, pues el jueves 6 de junio, día de la publicación de la noticia mencionada en The Washington Post, Marte, en su camino hacia la elevación heliacal, ‘tocaba’ la posición del eclipse al hacer conjunción con el Sol y oposición con la Luna en su mismo grado, siendo Marte el regente de la Casa III (información, comunicaciones) de la carta del eclipse. El Sol del eclipse en la carta de Washington ocupa la casa IV, la de la soberanía nacional y la Luna la Casa X, la del Gobierno. Todo un ejemplo de ‘detonación’ informativa…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *