La muerte de Whitney Houston

Whitney Houston falleció anteayer sábado 11 de febrero a la edad de 48 años. Su Sol en 16º 41´ de Leo quedó señalado por la última sizigia, la Luna llena en 18º 31´ de Leo del pasado 7 de febrero. Este es el tercer post seguido relacionado con el signo de Leo, por algo será. Comenté esa Luna llena en mi post anterior: el plenilunio anunciaba hechos destacados relacionados con mujeres del ámbito de Leo: artistas, nobles, gobernantes. Whitney Houston, sobrina de la gran Dionne Warwick, además del signo solar en Leo entraba en la primera categoría y también era una diva, una estrella de la música con mucho talento pero también con una dramática vida privada muy pública, lo que describe muy bien ciertos aspectos del signo de Leo. La carta de la Luna llena en Beverly Hills muestra el eje de la oposición Sol-Luna del 7 de febrero entre los signos VIII-II, estando asociado el VIII a la muerte.

La carta de Whitney Houston es extraordinaria. Tiene varios planetas muy relevantes en el segundo decanato de un signo fijo, unos grados que determinan una función especial del nativ@ en relación a su comunidad -grande o pequeña-, conocidos como “Avatar Points” o grados Avatar, tema objeto de mi ponencia en el Congreso Ibérico de Astrología celebrado el año pasado en Barcelona. Júpiter, regente del Ascendente (cuerpo, identidad) y del Medio Cielo (profesión, proyección social) está conjunto a la Luna (dueña de la secta) en la II casa (dinero), en trígono al Sol y Venus, muy digno en su domicilio de Leo y todos ellos en trígono al Medio Cielo. Hasta aquí, la carta de una persona con éxito profesional y económico. Pero lo que marca la diferencia es que Júpiter, regente de la triplicidad de la secta (Luna en Aries, signo de Fuego) es doríforo (asistente) de la Luna y del Sol, los “reyes” de la carta, lo que promete “elevación” social a la nativa, que tarde o temprano se convierte en una reina, real o figurada. Whitney reinó indiscutiblemente en la música pop, su voz fue definida como “majestuosa” y es -creo- la cantante más galardonada de la historia, además de una súper ventas.whitney-houston1 La muerte de Whitney Houston

La posición del Sol, Venus, Saturno y Neptuno en los grados Avatar describen también su rol como figura emblemática, especular, de arquetipo del éxito y la fama (Sol), belleza (Venus, voz) y exigencia y disciplina (Saturno); Neptuno representa, a su vez, dos modelos de proyección del público: Whitney como “imagen” no real (fotografía, cine, TV, falsedades, bulos) y Whitney como prototipo de la estrella que muestra en un vía crucis público y catártico la huida de la vida a través de las drogas. Al final, todo es espectáculo y el público, tan devoto pero tan implacable a veces, tiende a devorar lo que ama.

La carta disponible tiene el Ascendente (cuerpo, salud, apariencia) en 8º 24´ de Piscis, un grado inquietante según Charles Carter: el astrólogo llama al 9º del eje Piscis-Virgo “grados cuneta”, aludiendo muy gráficamente al cuerpo que “aparece” muerto en las cunetas de los caminos, con la connotación de la muerte no natural o al menos, desgraciada. Es un grado infortunado; hay que asegurar mucho la hora natal para hablar de su influencia en un ángulo, pero parece reflejar algunas circunstancias descritas: la cantante “fue hallada muerta en la bañera (Piscis) de su habitación” de hotel. Neptuno en la VIII también alude a una muerte en “agua” y parece representar la falta de claridad sobre las causas de la muerte, por lo menos hasta el momento.

Es muy difícil determinar el momento de la muerte en cualquier carta astral natal, afortunadamente. A lo sumo se pueden o deben ver épocas en las que la salud va a empeorar. Una simple sizigia puede marcar el momento en que una configuración natal se desencadena, sea para bien o para mal. En este caso, la carta astral natal de Whitney Houston revela unos indicadores vitales muy débiles que preparan el terreno para una muerte temprana.

    • La cuadratura en T formada por la oposición de Saturno con Venus y el Sol y Neptuno de ápex ocupa las tres peores casas para la salud: Saturno en XII (hospitalización, retiro, dolencias crónicas), Venus y Sol en VI (enfermedad, esclavitud) y Neptuno en VIII (muerte).
    • De los cinco puntos hylegíacos de la carta (zonas de máxima relevancia para la determinación de la salud y la esperanza de vida), ninguno es apropiado para sustentar la vitalidad.
      • El Sol está digno en Leo pero ya hemos dicho que se encuentra en la VI
      • la Luna en la II está desconectada de las casas vitales; el II signo es contrario a la vida, según la Astrología Helenística
      • la Fortuna está regida por la Luna, sin recibir aspecto de sus dispositores
      • y el Ascendente no recibe ayuda tampoco de ninguno de sus dispositores: Júpiter en Aries no “ve” el Ascendente en Piscis y va a una casa (II) no propicia para la salud; Venus en Leo, tampoco “ve” el Ascendente y se halla junto al Sol, en la casa de la enfermedad y combusta; quedaría Marte, regente del Ascendente por triplicidad, que se halla en el signo que más desconectado queda de la vida: el VIII, asociado a la muerte.
    • Marte en Casa VII y en VIII signo puede representar la violencia vivida en pareja; la oposición de Marte a la Luna, aunque amplia, también indica este hecho. Marte también representa la tendencia autodestructiva (por estar relacionado con el Ascendente y representar a la propia Whitney) que dificultó su recuperación física. En síntesis, Marte en el solapamiento de las dos casas vincula el matrimonio (o al esposo) con las circunstancias que pudieron llevarla a la muerte.
    • El Sol y Venus en Leo en la VI reciben, además, una oposición de Saturno, el maléfico mayor. Esta configuración me sugiere en lo físico, debilidad cardíaca, que queda empeorada por la cuadratura de los tres a Neptuno (que queda como ápex de una cuadratura en T) en la VIII, la casa de la muerte -otra vez. Neptuno es un planeta asociado a toda clase de adorno o “huida” de la realidad: arte, cine, fotografía, pero también mentira, drogadicción y/o alcoholismo. Neptuno (droga), como ápex de la oposición Saturno-Sol, también supone la “salida” a la enorme tensión entre esos dos planetas: la tremenda exigencia saturnina en pugna constante con el deseo de reconocimiento del Sol; el ancestral enfrentamiento entre la oscuridad (Saturno) y la luz (Sol); el instinto de muerte (Saturno) contra el de vida (Sol); también el rechazo y la separación (Saturno) frente al deseo de amar y ser amada (Venus). En esta pugna ganan los maléficos: todos ellos están elevados en la carta, es decir, están más cerca del MC que los benéficos.

Por otro lado, la oposición Saturno-Sol tuvo también su “salida” positiva: la conjunción entre la Luna y Júpiter en la Casa II, la del dinero y ganancias materiales, casa relacionada también con una parte del cuerpo: la garganta, el medio por el que Whitney obtuvo dinero (Luna y Júpiter) y reconocimiento (Sol). Pero en esta lucha encarnizada reflejada en la oposición hay dos extremos que finalmente no pudieron reconciliarse. Parecería que Saturno, vinculado a la VIII y desde su casa de gozo (la XII) que por algo es la de la desgracia, parecía oponerse al éxito del Sol, negarle el permiso para triunfar y brillar que aquí también significa “vivir”. Resumiendo: una de dos, o triunfar o vivir, pero no las dos cosas. Por eso, alcanzar el pico de éxito y popularidad en 1992, supuso el principio del fin: el año de su matrimonio con Bobby Brown. Este “software” de autodestrucción, por supuesto, es inconsciente (Saturno en la XII) y forma parte del entramado de severos mandatos familiares muy por encima de cualquier responsabilidad individual. Pero sigamos con el tema del post.

¿Qué señales de muerte había en la carta de la cantante? No quiero inquietar con lo que voy a describir a continuación, un resumen de lo que más me llama la atención. Que no cunda el pánico, que una o algunas de las condiciones que voy a mencionar no garantizan la muerte, sobre todo en cartas menos afligidas que esta, pero sí podrían apuntar hacia una crisis vital.

    • La carta de la revolución solar para el lugar de nacimiento (no sé dónde pasó su último cumpleaños) muestra un Ascendente en Libra, el VIII signo (muerte) de la carta natal, mientras que Júpiter, regente del Ascendente natal, está en la cúspide de la VIII casa de la revolución.
    • Progresiones secundarias:
      • Mercurio natal, es el planeta más fuerte de la carta y el señor de la genitura; se halla en la VII (matrimonio) y la rige, lo que explica la importancia de la figura del marido y también cómo arrastró a Whitney a los infiernos: Mercurio está conjunto a Plutón (Hades) y ambos en sextil a Neptuno en VIII (muerte), sin ningún otro aspecto que desafíe y rompa la configuración. Es, además, regente de la parte de Muerte. En la carta progresada para el momento de la muerte está retrógrado en 20º 48´ de Virgo, a menos de un grado de la conjunción con el punto medio Marte/Urano en 21º 28´ de Virgo. Mercurio progresado comenzó su retrogradación en 1991, un año antes de la boda de la cantante. La tarde del fallecimiento, Marte transitaba sobre el Mercurio progresado.
      • Marte progresado ha comenzado una cuadratura al Venus natal.
    • Direcciones simbólicas (1º=1 año de vida): en cualquier momento de la vida lo normal es apreciar numerosos aspectos de los planetas “dirigidos” hacia los natales. Cualquier aspecto no nos vale para determinar una situación de peligro para la salud. Hay que concretar cuáles son los significadores vitales y cuáles los indicadores de muerte. Suelo usar las direcciones de arco solar, pero también es útil tener en cuenta las de 1º por año de vida, que en esta carta se muestran especialmente precisas:
      • Saturno se revela como el planeta “matador” de la carta: el Saturno (regente de la VIII por exaltación) dirigido se opone al Marte natal en la VII, VIII signo: ¡la oposición es exacta en el momento de la muerte! (0º 0´ entre el 2 y el 14 de febrero…). Marte es regente de la triplicidad del Ascendente en Piscis (Agua).
      • Saturno también cuadra el parte de Fortuna, uno de los puntos hylegíacos de la carta, representativo del cuerpo y las circunstancias materiales que favorecen la vida.
      • La Luna dirigida cuadra el Urano natal, promoviendo una situación emocional probablemente turbulenta en el pasado reciente.
      • El Nodo Sur, que trae connotaciones negativas asociadas a pérdida, llega al Ascendente natal.
    • Tránsitos:
      • Plutón de tránsito lanza una cuadratura partil a Marte natal.

Lo dicho, que no sirva esta explicación para que alguien se preocupe. Realmente es complicado encontrar cartas como esta, ya sea en el aspecto del éxito como en el de la precariedad vital y el impulso autodestructivo. Además, el análisis de todos los factores ha de ser exhaustivo antes de cualquier pronóstico medianamente inquietante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *