La renuncia del Papa Benedicto XVI y el eclipse solar total de noviembre

El Papa Benedicto XVI ha anunciado este mediodía su renuncia al pontificado, que será efectiva el próximo 28 de febrero. Me he acordado inmediatamente del eclipse solar total de noviembre en 21º 56´ de Escorpio, que en Europa y la mitad norte de África ha tenido el Ascendente en Leo, signo asociado a la monarquía.

vaticano-eclipse-solar-total-nov2012 La renuncia del Papa Benedicto XVI y el eclipse solar total de noviembre
Significativo que sea la Luna el almuten del Medio Cielo, que en la carta del eclipse está en caída en Escorpio y vacía de curso en cuanto rebase la conjunción con el Sol.

Los eclipses solares siempre han tenido en Astrología una connotación algo maléfica -sobre todo si son ‘totales’- y suelen involucrar a los gobernantes, puesto que es el Sol su planeta emblemático. El eclipse significaría, pues, un período de ‘oscurecimiento’ de un gobernante, simbolizado en el oscurecimiento del Sol del eclipse.

En las zonas donde el Ascendente del eclipse está en Leo, que hace del Sol su regente, el eclipse en el signo de Escorpio hacía presagiar una transformación o cambio radical (problemas graves, salida del poder, muerte) para monarca o gobernante, que podría afectar a la soberanía nacional, puesto que la conjunción del Sol, la Luna y el Nodo Norte de la Luna se ubicaba al mismo tiempo en la Casa IV. Además, los eclipses solares en esta casa refuerzan las connotaciones negativas para los gobernantes, lo que ocasiona también ‘sufrimiento’ en el pueblo. La cuestión sería… ¿en qué monarquía o gobierno?

De momento ya tenemos dos renuncias al trono. El pasado 28 de noviembre la reina Beatriz de Holanda anunciaba la abdicación en su primogénito Guillermo, que será rey el próximo 30 de abril, hasta ahora ‘día de la reina’. El anuncio lo ‘trajo’ la Luna Llena en Leo del día anterior, que en la carta de la reina cae en su Casa V, precisamente la de los hijos.

beatriz-de-holanda-y-luna-llena-abdicacic3b3n La renuncia del Papa Benedicto XVI y el eclipse solar total de noviembrePero al fin y al cabo, la abdicación real en Holanda es algo normalizado y que no supone en absoluto una sacudida en el país, teniendo en cuenta además la popularidad tanto de la soberana como de los príncipes herederos. La probable pérdida, además, del segundo hijo de la reina en un accidente de esquí, imagino que ha promovido mayor empatía y cercanía hacia la reina, que puede permitirse dejar el trono en un momento especialmente tranquilo para la institución que encabeza.

Vemos que el eclipse en Amsterdam tiene su Ascendente justo en mitad del signo fijo de Leo, en grado Avatar, lo que anuncia mucha relevancia para el colectivo humano que representa. De hecho, contiene el hecho histórico de la renuncia de su monarca (Leo) y el comienzo de un nuevo reinado.

holanda-eclipse-solar-total-nov2012 La renuncia del Papa Benedicto XVI y el eclipse solar total de noviembre

Lo que sí que ha supuesto una verdadera conmoción ha sido el anuncio del Papa de hoy, puesto que hacía siglos que un pontífice no renunciaba al trono de la Iglesia y por eso la carta del eclipse resulta todavía más significativa en el Vaticano: la conjunción Sol-Luna está en el signo del Bajo Cielo, a diferencia de la carta de Holanda y además tanto el Ascendente como el Medio Cielo tocan el segundo decanato de sus respectivos signos, que son fijos y por lo tanto, grados Avatar.

Aunque el Papa afirma que deja el ministerio petrino “con plena libertad y ante la falta de fuerzas”, no podemos dejar de recordar los acontecimientos del pasado año: el escándalo del robo de los papeles secretos del pontífice por su mayordomo -como en la mejor tradición de la novela de intriga-, una persona de su mayor cercanía y confianza. Confieso que a pesar de haberme esforzado en entender algo sobre este asunto a base de leer lo que se publicaba en prensa, no lo he conseguido.

Me ciño a la carta del eclipse sobre el Vaticano y a la carta de la Luna Nueva de ayer, previa al anuncio:

vaticano-eclipse-solar-total-nov2012-y-luna-nueva-10-feb2013 La renuncia del Papa Benedicto XVI y el eclipse solar total de noviembre

Resulta muy interesante que la Luna nueva de ayer, que parece el ‘desencadenante’ de este nuevo anuncio de dimisión, está en cuadratura partil al eclipse y éste recibe además el tránsito partil del Nodo Norte de la Luna, determinante para las ocultaciones de las luminarias; el Nodo Norte supone además la conexión de este evento con el público. Es decir, la Luna Nueva del 10 de febrero estaba en cuadratura partil a los nodos de la Luna, lo que anunciaba novedades, cambios. La relación de esta carta con la del eclipse es la que determina la naturaleza de esos cambios. Por otro lado, el Saturno de la carta de la Luna nueva ‘toca’ el Bajo Cielo, uno de los ángulos de la carta, símbolo del territorio, de la soberanía de una nación y del pueblo, es decir, de los cimientos. Saturno es muy relevante además porque se trata del regente del grado donde se produce la Luna nueva en 21º 43´ de Acuario. Marte, regente del eclipse en Escorpio, está allí en 27º de Sagitario, un signo que tiene asociación con la filosofía, la teología, la religión y lo sagrado, así como con el ceremonial vinculado con estos asuntos. El Marte del eclipse conjunta el Medio Cielo en 25º de Sagitario del Papa.

La relevancia del Saturno de la Luna Nueva de ayer, regente de la Casa VII del eclipse (entre otras cosas, la casa de los enemigos secretos), sumado al hecho de que el anuncio papal de hoy se ha producido con la Luna conjunta a Marte en Piscis, un signo que no aporta precisamente claridad y muy cerca de un grado crítico nefasto, me sugiere una batalla en los subterráneos (Saturno está en Escorpio) del Vaticano en la que el anuncio de dimisión del Papa es sólo una parte visible. Marte está además en pleno descenso heliacal, lo que lo dejará entre oculto y semi oculto por unos meses, hasta aproximadamente el 21 de junio, cuando emerja de nuevo de los rayos del Sol. Además, mientras esté en Piscis añadirá más secretismo todavía a su actividad.

El astrólogo Raphael, en su manual de Astrología mundana (Raphael’s Mundane Astrology, 2004, Astrology Classics), escribe que si el eclipse cae en el tercer decanato de Escorpio, significa “el ascenso de un tirano y la ociosidad y la pereza del rey anterior, odiosa para todos”. Aquí podríamos traducir la ociosidad del ‘rey saliente’ como la falta de fuerzas alegada por Benedicto XVI para su renuncia, sean ‘fuerzas’ para la tarea papal o para superar el nefasto último año al que he hecho alusión más arriba. Esperemos que el Papa venidero no cumpla la primera parte de la sentencia…

Sea como sea y en relación a los nuevos gobiernos, jefaturas o cúpulas que se formen durante la vigencia del eclipse, ¿quiere esto decir que es tiempo de ascenso de tiranos?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *