Eclipse Solar Anular en Géminis

La entrada del Sol en el signo de Géminis, el último antes del solsticio de verano, ha coincidido con el eclipse solar anular de la madrugada del lunes 21 (1:47 h. CET) en el grado 0º 20′ de Géminis. Parece que no hay total acuerdo en si un eclipse solar es una Luna nueva aumentada, de mayor intensidad, en lo que a efectos astrológicos se refiere, tanto para la colectividad (Astrología Mundial o Política) o para cada individuo (Astrología Natal). Si la Luna nueva implica nuevos comienzos así como un énfasis en el grado señalado, el eclipse solar debería marcar mucho más la temporada, aunque este del lunes quizá lo haga por poco tiempo o matizado por el cercano eclipse lunar parcial del 4 de junio, una configuración, por cierto, bastante “tensa”. Los eclipses parecen manifestar un componente más problemático que las meras lunaciones, señalando tiempos en los que un planeta o ángulo natal puede quedar “eclipsado” (anulado) o modificado (nuevo comienzo) si es “tocado” por el eclipse, así como áreas de preocupación global según el signo y casa ocupado.

La carta del eclipse puede interpretarse de forma independiente, aunque siempre hay que tener en cuenta la carta de la cuarta del año, que ahora es la del ingreso del Sol en el signo de Aries o entrada en la primavera, que es una carta muy relevante para los acontecimientos mundanos. De todos modos, me voy a ceñir aquí a la carta del eclipse.

eclipse-solar-anular-21-mayo-2012 Eclipse Solar Anular en Géminis

Géminis, el signo de los gemelos, donde se ubica este eclipse solar, es un signo asociado al tráfico de información, comunicación, escritura, prensa, idiomas, la enseñanza primaria y secundaria; las influencias del entorno conocido (vecinos) y parientes (hermanos y primos); los trayectos cortos, caminos y carreteras, el transporte y el comercio; también representa la adolescencia, jóvenes y niños en la etapa de aprendizaje y socialización.

Sería de esperar que el eclipse destacara estos ámbitos o algunos de ellos a partir de este lunes 21 de mayo, aunque hay quien defiende que el efecto de la configuración ya se deja sentir unos días antes. De momento, como ejemplo de manifestación literal de los símbolos implicados y ligeramente anticipada, el domingo 20 de mayo falleció en Londres el cantante y compositor Robin Gibb, uno de los gemelos (Géminis) más famosos del mundo, componente junto a sus hermanos del grupo Bee Gees. El eclipse, que recibe una cuadratura de Neptuno (música, espectáculo), cae en la Casa VIII (muerte) de la carta natal del artista. Poco antes había fallecido una reina de la música disco, Donna Summer, de cáncer de pulmón (órgano regido por Géminis).

Un ejemplo de cómo puede funcionar en una carta natal: el eclipse de hoy se ha producido exactamente en el mismo grado del Sol natal del tenista Novak Djokovic, situado en su Casa X (profesión, prestigio), regente de su Ascendente en Leo (orgullo) y precisamente hoy ha perdido la final del Masters 1000 de Roma frente a Rafa Nadal, de nuevo el número dos del mundo; no es una gran tragedia, pero parece que a él quedar “eclipsado” le ha sentado fatal. Puede que las malas sensaciones perduren unas semanas. 

El primer grado de Géminis ocupado por el eclipse podría indicar que alguna de las posibles manifestaciones de este signo (entre las descritas arriba) se refieran a su etapa inicial o al anuncio de un proyecto todavía no empezado, como el inicio de alguna empresa geminiana tocada por Neptuno, como podría ser, por poner un ejemplo, una terapia para una enfermedad neurodegenerativa (Sol cuadratura Neptuno), etc.

La carta del eclipse levantada para Madrid (válida para nuestro país) es muy semejante a la de otros países de la Unión Europea, sobre todo los más cercanos, lo que significa, lógicamente, que la interpretación de algunos aspectos será similar; y es que el destino de muchos países europeos está entrelazado. Algunas cúspides cambian como el Ascendente en Londres (Capricornio) o el Bajo Cielo para París (Géminis). La carta levantada para la capital francesa muestra el Bajo Cielo especialmente conectado con el eclipse puesto que cae exactamente en ese grado. Precisamente el nuevo presidente de la República tiene su Ascendente en Géminis.

La conjunción del Sol y de la Luna cae en la IV casa en la carta del eclipse solar para Madrid. La Casa IV representa la población en general (en contraposición a las jerarquías y al gobierno, análogos a la Casa X), la oposición parlamentaria, el territorio nacional y la agricultura. Al mismo tiempo, está en el V signo, asociado a la educación y también a la especulación (bolsa). Los eclipses en la IV Casa no favorecen al gobierno, que pierde fuerza o prestigio. Además, en esta carta, el regente del MC, Marte, va a la Casa VII, la de los acuerdos y tratados internacionales. Se podría decir que el Gobierno de la nación está en manos de terceros países; lo peor es que la VII es tradicionalmente la casa de los enemigos…

Tampoco resulta alentador que Marte se halle en el VIII signo, el de los bancos y la deuda. Si la VIII, en natal, puede representar las intervenciones quirúrgicas (“cortar por lo sano”), en el plano político y económico (es lo mismo) parece claro que Marte allí señala los famosos “recortes” que se están enumerando ante las altas autoridades europeas (VII) para demostrarles que podemos seguir en el “club”, aunque nos miren de reojo…; recortes que se hacen con el impulso y respaldo de la plutocracia en la sombra (Plutón en Capricornio en la XII) y que otros países europeos también están efectuando. Así, el eclipse coincide con la estancia del presidente del Gobierno en el extranjero, concretamente en la cumbre de la OTAN (Marte) en Chicago, que ha aprovechado para -aparentemente según la prensa- acercar posturas con la canciller Angela Merkel.

Para acabarlo de arreglar, la carta pone de manifiesto la tensión y el nerviosismo (no sólo en España) por la percepción anticipada del desastre económico a través de Urano (la ruptura, la sorpresa paradójicamente esperada) en la Casa II (dinero), haciendo una cuadratura aplicativa (que se perfeccionará dentro de unas semanas) con Plutón en la XII. Neptuno en el II signo puede abundar en una situación económica caótica o en coma por la que poco pueden hacer los recortes que se siguen efectuando (oposición separativa -tiempo pasado- de Marte) y que la población o la oposición (cuadratura al Sol y Luna en Casa IV) no conoce en realidad.

Por otro lado, Neptuno es el planeta que confunde, decepciona, engaña y, en ocasiones, desintegra; es el planeta de lo artificial, lo artístico pero también ilusorio (como el cine), la huida, cierto misticismo y también del escándalo, la subversión y el sabotaje. Neptuno, en el signo de Piscis, resultará especialmente escurridizo. Piscis, entre otras cosas, rige el mar, la psicoterapia, la música, los estupefacientes y la Iglesia. Realmente, lo que parece destacar en este eclipse es la falta de realismo o el engaño representado en esa cuadratura de Neptuno al Sol.

Tratando de concretar, y cuanto más trate de concretar más posibilidades tengo de equivocarme, aquí van unos cuantos ejemplos de cómo se podría manifestar la cuadratura del eclipse solar con Neptuno: podría indicar problemas para empresas de comunicaciones, engaños o malentendidos en prensa o en publicaciones, conflictos educativos o entre estos sectores y la Iglesia, escándalos (Neptuno) que salpicaran a personajes destacados (Sol) de tipo geminiano (¿el hermano de “alguien”?), sabotajes en medios de transporte, “montajes” periodísticos, el coma o la enfermedad de algún personaje famoso, quizá joven. Me pregunto si habrá alguna escenificación de estas energías el miércoles 23 (esa noche o la siguiente madrugada) cuando por el avance diario del Sol, la cuadratura entre éste y Neptuno sea exacta, o el día 29 de mayo por la mañana cuando el Sol toque el punto medio Marte-Neptuno. Quiero insistir (ya lo he comentado en otros posts) que el mundo es muy amplio y pasan todo tipo de cosas todos los días, pero aquí estamos hablando más bien de en qué pone el “foco” la colectividad a través del eclipse, qué tipo de información impactará más en las conciencias (y en el gran inconsciente colectivo) y quién o quienes de las cabezas visibles (Sol) escenificará el significado para el público, la gente, la masa. Por el momento, hoy mismo tenemos una huelga general (que podríamos atribuir a Neptuno) en la educación española, en todos los niveles, en protesta por los recortes efectuados por el gobierno, convalidados mediante decreto-ley el pasado jueves 17 en el Congreso.

Viendo otros elementos de la carta también relevantes, el Ascendente (nación, identidad, imagen del país) en los primeros grados de Acuario (compartido con otros países europeos) muestra una nación en lo que podría ser el inicio de un cambio social (Acuario), tenso porque el Ascendente está encuadrado entre Plutón y Neptuno y cuyo mayor foco está en el área donde se halla su regente, Saturno retrógrado: en la VIII (finanzas, deuda, banca) y IX signo (comercio exterior, extranjero). La retrogradación perjudica a un Saturno que aumenta su perjuicio en carta nocturna y que aparenta o trata de aparentar (seriedad, firmeza, ecuanimidad, ¿austeridad?) lo que no es, y esto sería aplicable a casi todos los países de la Unión Europea. Con Saturno retrógrado exaltado en Libra, es el momento de la falsedad, de ponerse el mejor traje (Libra) para fingir el rigor y la formalidad que en el fondo no se sienten verdaderos (retrogradación).

A todo esto, parece que el planeta más destacado de la carta es Mercurio, por varias razones: es el regente del grado del eclipse y, al mismo tiempo, co almuten del Ascendente en Acuario y máximo dispositor de la carta. Además, Mercurio es el planeta más angular de la carta de Madrid junto con Júpiter. Si Júpiter es el regente de la Casa II (dinero, recursos económicos), Mercurio lo es de la VIII (el dinero de los demás, bancos, deudas), por lo que esta casa queda destacada y fortalecida en la carta. Ambos planetas están conjuntos, por lo que “funden” sus identidades, sus energías. ¿Cómo distinguir ahora mismo lo que se posee (Júpiter) de lo que se debe (Mercurio)?

Mercurio y Júpiter se sitúan además a un lado y a otro del ángulo del Bajo Cielo o cúspide de la Casa IV, encuadrándola, casa que representa el territorio, la oposición parlamentaria y el pueblo (como fuerza opuesta al poder representado por el Medio Cielo). Esta carta parece representar de manera bastante gráfica cómo la situación económica tiene “atrapada” a la nación. Tanto Mercurio como Júpiter, estando conjuntos, están todavía combustos por la cercanía del Sol. La combustión suele tener como efecto el ocultamiento del planeta bajo la luz del Sol. Así, los manejos económicos que atañen a la nación quedan ocultos, sobre todo los concernientes a la deuda, pues es Mercurio, su representante, el que se dirige hacia el Sol (ocultación total, fusión) mediante una conjunción aplicativa.

Júpiter, en cambio, al ser más lento que el Sol, se va separando lentamente de él en el sentido zodiacal, lo que originará dentro de unos días su elevación heliacal, es decir, el momento en que alcanza suficiente distancia del Sol (aproximadamente entre 15º y 18º) para emerger de su luz cegadora (bajo los rayos) y del ocultamiento que ello supone en una especie de renacimiento, momento realmente especial puesto que lo convierte en doríforo del Sol. Este es un momento que las casas reales bien aconsejadas deberían aprovechar para sus fastos. La casa real británica ha de estar bien asesorada en este sentido, pues no puede ser casualidad que de nuevo (ver los posts 1 y 2 sobre la boda de los duques de Cambridge el año pasado) coincida la custodia de Júpiter al Sol en un acto importante para la monarquía (y su marketing): el fastuoso desfile del jubileo que celebrará los 60 años en el trono de la reina Isabel II el próximo 3 de junio… Pero ésta es ya otra historia…

Un comentario sobre “Eclipse Solar Anular en Géminis”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *